Cómo cambiar un grifo de cocina

Cómo cambiar un grifo de cocina

Los grifos de la casa son los elementos más utilizados y pocas veces somos conscientes del uso que tienen a diario. Por ello, entra dentro de la normalidad su desgaste. A continuación, te explicamos cómo cambiar un grifo de cocina.

Paso a paso para cambiar un grifo de cocina

1. Cerrar la llave de paso

 Lo primero que debes hacer es cortar el suministro de agua. Compruébalo abriendo cualquier grifo. Aun así, coloca un paño bajo la tubería por si cae un poco de agua.

2. Afloja las conexiones

A la hora de hacerlo, puedes encontrarte dos situaciones:

- Que haya dos tuberías de suministro con un conector de compresión cada una.

- Que existan bajo el fregadero dos llaves de corte de paso.

 En cualquier situación, deberás aflojarlas y desconectar las uniones con una herramienta adecuada.

3. Retira el viejo grifo

En la base del grifo encontrarás una rosca externa y un tubo. Con una llave ajustable, afloja la tuerca y levanta el grifo por la parte superior.

4. Coloca el nuevo grifo

Al igual que en el que acabas de retirar, encontrarás el tubo y la rosca externa de los que hablábamos. Introduce el tubo por el orificio del fregadero, pasa la placa de soporte y arandela, coloca la tuerca y ajústala con unas tenazas para bombas de agua o con una llave ajustable. Comprueba que el grifo está bien colocado.

Si el tubo del grifo nuevo no cabe por el orificio, tendrás que ampliar el diámetro del existente con una sierra de copa adaptada al material de tu fregadero o encimera.

5. Latiguillos de suministro de agua

 Conecta los latiguillos con conectores de compresión en una posición correcta. Recuerda que el agua caliente suele estar a la izquierda.

6. Latiguillos flexibles

Los grifos nuevos suelen incluirlos, aunque también se pueden comprar con distintas longitudes. Sus extremos tienen tuercas de conexión para que las uniones sean estancas.

Una vez que has realizado todos los pasos anteriores, es el momento de abrir la llave de paso y comprobar que todo funciona a la perfección y sin fugas. Aunque parece una operación bastante sencilla, en realidad no lo es tanto. Si quieres ir a lo seguro, la mejor opción es recurrir a nuestros profesionales, que pueden hacerlo de forma rápida y sin complicaciones.

 

Author: UCECA

927 131 574